Para muchos el jamón ibérico y el vino tinto supone el maridaje perfecto, pero existen otras muchas opciones que van más allá de lo típico y que son más que una moda. Además, en verano apetecen bebidas más refrescantes como la cerveza, si eres amante de ambos productos por separado, ¡sigue leyendo y descubre el gran dueto que hacen juntos!

En general, las cervezas pegan con aquellos sabores que dominan el paladar, como pueden ser el picante o sabores amargos, es por eso que los ácidos de esta bebida armonizan a la perfección con el sabor de la carne del jamón, ya que tienen la capacidad de resaltar los matices del ibérico potenciando aún más si cabe, su increíble sabor.

Clases de cerveza:

Una de las grandes ventajas es el hecho de que existen infinidad de cervezas para todos los gustos, ya que es una de las bebidas preferidas y más consumidas en España. Aun así, a la hora de elegir con qué clase de cerveza acompañar tu plato de jamón, se aconsejan las siguientes:

  • Lager: se trata de cervezas claras, caracterizadas por fermentar en condiciones más lentas empleando levaduras de fermentación baja y almacenadas posteriormente en bodegas (o lagered, de ahí su nombre) en condiciones de bajas temperaturas para estabilizar sabores. Son las más comunes, marcas como San Miguel, Mahou o Estrella Damm ofrecen esta variedad. Para este tipo de cervezas, los expertos en maridaje recomiendan los jamones de cebo de campo raza ibérica.
  • Negras u oscuras: estas cervezas son el resultado de emplear cereales más malteados o tostados. Todas tienen en común ese color oscuro, casi opaco, y un ligero sabor dulce al haberse liberado más azúcares por el mayor tueste de las maltas. Ejemplos de este tipo son Bock Damm o Buckler. El sabor potente de esta cerveza junto con la intensidad de la paleta ibérica de bellota permite un agradable contraste en paladar.
  • Tostadas: las cervezas tostadas tienen un sabor intenso y su color depende de la utilización de maltas más o menos tostadas. La Ámbar Expert o la Brown Ale son ejemplos de esta variedad. Las cervezas tostadas maridan a la perfección con los jamones ibéricos de bellota, dos productos de primer nivel.
  • Artesanales: estas cervezas destacan por la originalidad de sus matices, en España, la producción de estas cervezas se está abriendo paso poco a poco e incluso existen algunas especialmente diseñadas para su degustación con jamón ibérico, como la cerveza artesana Plaza Mayor, de Cerveza Helmántica, autóctona de Salamanca.

Estos son algunos de los tipos de cerveza más recomendadas para maridar con jamón ibérico, aunque por supuesto, se trata de cuestión de gustos y paladares.

Eso sí, ambos productos deben ser de la mayor calidad posible, y de esto último sabemos mucho en Gerardo Manzano, nuestra trayectoria en el sector de la elaboración de productos cárnicos derivados del cerdo nos abala.

¿Te animas a probar este maridaje tan original?

Síguenos en nuestras redes sociales Instagram y Facebook  o contáctanos vía email en info@jamonesgerardomanzano.com y teléfono 923 580 204, ¡estaremos encantados de atenderte!

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad